Lenny, el eterno camaleón | Música inesperada

Hoy 25 de agosto, celebramos el centenario del nacimiento de un músico excepcional. Pianista, director, compositor, educador y humanista, Leonard Bernstein (Lenny, 1918-1990) se caracterizó por vivir la música con tanta intensidad, frescura y ambigüedad que parece imposible que viniese a este mundo hace tanto tiempo.

Formado en la Universidad de Harvard y posteriormente en el Curtis Institute de Filadelfia, desde un principio se acercó como discípulo a los grandes maestros de la dirección orquestal. Así, cuando a los 25 años recibe la llamada para que sustituya con urgencia a Bruno Walter al frente de la Filarmónica de Nueva York, sin ninguna posibilidad de ensayar y sólo con unas breves recomendaciones del director enfermo, se presenta sin batuta en escena para iniciar el programa. Los aplausos del final del concierto fueron el preludio de una carrera meteórica que lo llevaría a dirigir a las mejores orquestas del mundo y a hacerse cargo, quince años después, de la Filarmónica de Nueva York como director titular vitalicio.

Lenny se convirtió así en el director de orquesta estaunidense más joven en alcanzar el éxito y desde entonces se marcó como objetivo el hacer asequible la música clásica a millones de personas, especialmente a los jóvenes. Siguiendo los consejos de Bruno Walter, a su vez discípulo de Gustav Mahler, llegó a ser un experto director del repertorio sinfónico de éste último. Además, compuso 3 sinfonías, dos obras corales, tres famosos musicales (entre ellos Candide y West Side Story), cantatas y ballets, ganó 16 premios Gramy y un premio Tonny a la mejor banda sonora original y destacó como profesor y educador en la Universidad Brandies, en el Centro de Música Berkshire de Tanglewood y en los famosos “Conciertos para jóvenes”, televisados a todo el mundo.

Desde Música Inesperada queremos rendir homenaje a Leonard Bernstein en su faceta como director de orquesta. En julio de 1982, en la Davies Symphony Hall de San Francisco, grabó en directo al frente de la Orquesta Filármonica de Los Ángeles, el Adagio para cuerdas opus 11 de Samuel Barber. En el video adjunto, apreciarán la maestría del músico ante una partitura aparentemente sencilla que poco a poco aumenta en intensidad emocional para luego devolvernos al silencio. Hasta la fecha, está considerada la versión de referencia del Adagio de Barber.

¡Gracias por tu música y enseñanzas, Lenny!

Source link

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies